Ryokan Matsunoi 松乃井旅館

El Matsunoi es el nombre del hotel dónde me alojé, es un ryokan (alojamiento japonés tradicional) con onsens al aire libre, interiores, piscina, jardín japonés, entre otros…

Esto se encuentra en la parte delantera, justo delante de la entrada. Yo supongo (y creo que es así) que es para las fiestas del Bon Odori que se han estado celebrando ultimamente. Aquí se suben personas y bailan.. pero nosotros no vivimos ningún festival, una pena… aunque me pareció precioso.

En el onsen, era normal ver a gente todo el día en yukata (yo misma fuí toda mi estancia con solo el yukata, es mucho más cómodo que cualquier otra ropa), las chicas tienen la opción de escoger un yukata un poco más  bonito mientras que los chicos solo pueden escoger uno azul a cuadros. La mayoria de las chicas también elegian el azul, aunque yo elegí uno lila con el obi rosa

Los onsen son una maravilla de por si, así que lo que más me gustó del hotel fué la habitación. Muy espaciosa y con estilo muy tradicional. Había una salita que supongo que era por si preferias dormir en un futón en vez de las camas (creo que sería un delito, con lo cómodas que eran las camas…) y otra dónde había una mesita con su tetera, mochis (dulces japoneses)… Creo que a partir de ahora intentaré darle otra oportunidad al anko, que aunque siempre he odiado el anko con mi vida… ese día lo probé (a saber que me dió…) y descubrí que estaba hasta bueno!

El hotel tiene como horario de Check-out las 10 de la mañana y el Check-in a las 3 de la tarde (no se te ocurra ir a hacer el check-in a las 2.55 por que nanai…. ) así que muchos onsen y muchas actividades (sala de juegos, piscina, ping-pong, massajes, estética…) se abrian a partir de las 3. Y Shizui empezaba también a partir de las tres así que muchas actividades no las pudimos disfrutar juntos… Snif
Aunque una cosa que si que pudimos disfrutar fué el onsen privado. Lo reservamos para el domingo por la noche, pero Shizui tuvo una reserva a última hora y lo aplazamos un dia. El onsen en si, un lujazo!! Aunque al ser pequeño el agua estaba ardiendo ….

Una tarde decidí ir a la sala de estetíca. Había un programa de belleza coreana que me parecia muy interesante. Yo pensaba que sería , no sé, poner potingues en la cara y masaje y esto…, en realidad fué sentarme en una silla con un agujero en el centro. Te cubrían con toallas y al cabo de un rato el culo te empezaba a arder (no literalmente, pero en ese momento lo parecia), así que tenías que tirar un poco para atrás el culete y así podías aguantar más. Sudé como nunca lo había hecho.. Si eso es belleza coreana, ole las coreanas… Pero yo no vuelvo a sentarme en la silla quema-culos en mucho tiempo…

Anuncios

2 pensamientos en “Ryokan Matsunoi 松乃井旅館

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s